Noticias con mirada de periodistas

Al menos siete escuelas y jardines de la zona tienen dificultades con la red de gas

27.08.2018 17:58

Se encuentran sin clases o con jornada reducida, ya que no hay calefacción. Son establecimientos de Villarino y Patagones. En el resto de los distritos, al menos por ahora, las clases se dictan con normalidad.

La Tragedia de Moreno en la que murieron dos personas -Sandra Calamano y Rubén Rodríguez- a raíz de la explosión que se produjo como consecuencia de una fuga de gas en la Escuela Nº 49 reavivó la polémica y el temor en la zona por el estado de los establecimientos educativos respecto a todo lo vinculado a la instalación y provisión de este servicio.
   En este sentido, son siete los establecimientos de nuestra región que se encuentran en una situación entre crítica y compleja, debido a que la detección de falencias derivó en el retiro de medidores y hasta en la necesidad de llevar a cabo licitaciones para reformular instalaciones completas.
   En algunos casos, hasta se registraron denuncias anónimas, tal vez de padres desesperados, a través de las cuales se solicitaron inspecciones en determinados establecimientos por miedo a que, por la falta de controles, hubiera que lamentar nuevas víctimas.
   Los distritos de Patagones y Villarino son, hasta el momento, los más afectados por esta situación ya que algunas de sus escuelas continúan sin clases o con jornada reducida. En Coronel Pringles se registraron inconvenientes en una escuela, pero el dictado de clases continúa, a la par que se hacen los arreglos.

   Por otra parte, en los últimos días, desde el ministerio de Educación de la Provincia, en línea directa con las jefaturas distritales y consejos escolares, se hizo circular un documento en el que se requirió a las autoridades de cada región que se tomaran determinadas medidas para que se efectúen las inspecciones correspondientes en materia de este servicio.
   Por tanto, es de suponer que en los próximos meses, el número de establecimiento educativos con problemas o deficiencias, en este aspecto, aumentará considerablemente, ya que muchas instituciones funcionan en edificios viejos que difícilmente hayan adecuado su infraestructura a las normativas de seguridad vigentes.
   Por el momento, tanto en los distritos de Monte Hermoso, Adolfo Alsina y Coronel Suárez tanto como en Guaminí, Tornquist, Coronel Dorrego, Saavedra, Puan y Tres Arroyos no se registraron casos de cierre parcial o total de una institución, según el relevamiento llevado a cabo por La Nueva.

La situación en Patagones

   En Patagones, son cuatro los establecimientos educativos que siguen sin clases o con reducción de tareas: la Escuela Agropecuaria Nº 1 Carlos Spegazzini, la Escuela Laboral, el Jardín de Infantes Nº 910 y los talleres de la Escuela Técnica.
   La Escuela Laboral fue una de las primeras en tener inconvenientes. A partir de una denuncia anónima a la empresa prestadora del servicio de gas en la ciudad, se revisaron las instalaciones y, tras encontrar varias deficiencias, se retiró el medidor.
   Otra de las instituciones afectadas es la Escuela Agropecuaria Nº 1 Carlos Spegazzini. Su director, Darío Ricca, aclaró que el procedimiento se realizó a partir de un trabajo conjunto entre el CE y la escuela, tras la revisión de un gasista matriculado.

   “Un profesional matriculado reparó algunas cuestiones y otras, como son más complejas, optó por dejarlas. Entonces se elevó un informe al CE y a Camuzzi para el retiro preventivo del medidor”, sostuvo.
    El Jardín de Infantes Nº 910, por su parte, también se encuentra cerrado y sin medidor.
   En cuanto a los talleres de la Escuela Técnica que funciona en el viejo edificio de la Escuela Nº 2, la presidenta del Consejo Escolar de Patagones, Silvia Fiori, explicó que se detectó una pérdida de gas que obligó a retirar el medidor.
   “Es de algún artefacto o alguna llave”, dijo.
   Este edificio, por su antigüedad, también tiene problemas de filtraciones en el techo del SUM.
   Con el retiro de los medidores también tuvieron que ver los reclamos elevados por los diferentes gremios, como Udocba, ATE y SUTEBA, antes y después de la explosión registrada en Moreno.

Pedro Luro: invierno sin gas para tres establecimientos

   En la localidad de Pedro Luro, la más poblada del distrito de Villarino, son tres los establecimientos afectados: las escuelas de Educación Secundaria N° 1, de Educación Primaria N° 33 y el Jardín N° 910 recibieron los primeros fríos del año sin el servicio de gas natural (por ende sin calefacción).
   La situación por lejos más crítica es la que atraviesa la secundaria más grande del partido, que tiene una matrícula de 800 alumnos. Allí, varios primeros años y de 2º a 6º año deben rotarse para utilizar las únicas tres aulas calefaccionadas. Por esta razón, los chicos asisten a clase una vez por semana para estar en contacto con los docentes, como medida paliativa y de adecuación pedagógica, para que no se pierda la continuidad.
   En cuanto a la situación del Jardín Nº 910, directamente el tendido de gas natural no llegaba hasta sus instalaciones por lo que, este año, la institución se inauguró sin el servicio. En la actualidad, se está llevando a cabo la obra de ampliación de este tendido.

Coronel Pringles: en reparación

   En Coronel Pringles, el emblemático edificio de la Unidad Académica José Manuel Estrada –ex Colegio Nacional-, está siendo intervenido para reparar en su totalidad la instalación de la red de gas.
   Natalia Pereyra, titular del Consejo Escolar, explicó que luego del reces invernal “comenzaron a aparecer cuestiones puntuales sobre algunos calefactores; tras lo ocurrido en Moreno, se decidió intervenir sobre la totalidad de la red de gas y los aparatos del establecimiento”.
   “El monto de inversión estimado es de 750 mil pesos. Es una obra que el consejo no puede cubrir, así que la hemos pedido a través del Fondo Educativo a la municipalidad y nos han dicho que sí, que la obra está garantizada”, agregó.

La Nueva

twits a: @dinoderadio

Creado por Julio Torreguitart