Campos desvalijados en San Eloy: "Lo que me robaron supera ampliamente los 700 mil pesos".

26.11.2018 20:33

Lo aseguró Gregorio Díaz Torres, titular del establecimiento El Candil. "El daño económico es muy grande, pero el moral es aún mayor", agregó.

Gregorio Díaz Torres habló con Diario El Orden de Coronel Pringles tras el cuantioso robo sufrido en su establecimiento rural "El Candil". 

Bronca e impotencia es lo que sintió Gregorio Díaz Torres al llegar a su campo y comprobar que le habían robado todo, absolutamente todo. Los delincuentes le robaron herramientas, electrodomésticos, bebidas, armas y demás pertenencias.

"El daño económico es muy grande, pero el moral es aún mayor".

El botín sustraído supera holgadamente los 700 mil pesos; pero Gregorio es optimista y confía en un esclarecimiento del hecho: "Soy muy optimista, Policía de la provincia está trabajando muy bien".

En diálogo con Diario El Orden, Gregorio Díaz Torres contó lo sucedido en el establecimiento rural "El Candil", ubicado a unos 6 kilómetros de la rotonda de San Eloy, en dirección a Sierra de la Ventana.

"El miércoles estuve todo el día trabajando en mi establecimiento, "El Candil". Aproximadamente 17.10 tenía que venir a Pringles para entregarle la camioneta a mi hija. Se ve que ni bien me fui entraron estos delincuentes y actuaron con total impunidad", comenzó el relato del presidente de la Asociación Cultural Sanmartiniana.

"Se está investigando si primero robaron en el campo contiguo al mío, el de Javier Roth. Para mi entraron primero en lo de él. A Roth le robaron todo, cocina, heladera, sommiers, colchones, camas, y un tractor igual al mío. De ahí han pasado a mi campo donde rompieron la puerta, entraron y lo desvalijaron".

Los ladrones actuaron con total impunidad y se llevaron todo lo que tenían a su alcance. Solamente dejaron 4 tubos de gas de 45 kilos y algunos ponchos.

"Fui con un amigo y me di cuenta que habían entrado a robar cuando aparecen un par de esquís y borceguíes que me habían regalado. Cuando me puse a ver los daños provocados, me agarró mucha bronca", señaló Gregorio Díaz Torres.

Indicó que tenía armas para probar, y al tener que volver a Pringles ese día decidió dejarlas allí. Y los delincuentes se las llevaron.

"Entre las armas hay un fusil Winchester, un modelo muy especial con mira, escopetas, una carabina que era de mi padre".

También aprovecharon para robarse todo tipo de bebidas -Gregorio había comprado por un valor de 10 mil pesos para un evento sanmartiniano- con freezer y todo; y por supuesto se llevaron muchas herramientas.

"Herramientas de mano, se llevaron todas. Amoladoras, taladros, bordeadora, motosierras, un tractor corta césped, motores monofásico y trifásico, garrafas cargadas. También se llevaron ropa camuflada de caza, botas, acolchados, cobijas, cubrecamas, baterías nuevas, un equipo de dvd, una radio que era de mi padre… En la cocina faltaron todas las bandejas grandes que uso en mis eventos sanmartinianos y del club de oficiales, se llevaron los platos de maderas, 3 cuchillas afiladas, un disco, asadores, cobertores transparentes, pinches de los asadores".

De acuerdo al valor de las armas, balas y el resto, lo robado es holgadamente superior a los 700 mil pesos.

Gregorio Díaz Torres igualmente es optimista. La Policía arribó inmediatamente al lugar. Estuvo Científica recabando huellas y tiene esperanza en la buena actuación policial para dar con los delincuentes y los elementos robados.

"La Policía llego enseguida, está todo en manos de Coordinadora Regional del CPR con sede en Tres Arroyos y los CPR de Coronel Suarez y San Eloy. Científica se hizo presente, tomaron huellas y soy muy optimista, sé que Policía de la provincia está trabajando muy bien".

En el lugar se hallaron huellas de vehículos, y Gregorio estima que los delincuentes (al menos 4 o 5) se han movilizado con un camión con acoplado y una camioneta, por el volumen y pesos de los objetos que cargaron.

"Han estado trabajando por lo menos tres horas en el lugar. Si hubiese estado allí no sé cómo hubiese reaccionado. Me fui temprano -cosa que no hago nunca-, pero los delincuentes han conocido el lugar y movimientos. En el campo mío se puede entrar, pero si está uno puede llegar a ser difícil salir... uno no sabe qué actitud puede tener en esas circunstancias".

En los días previos ninguno de los propietarios de los campos saqueados por los delincuentes observó nada extraño. 

"Sabe haber ingenieros de empresas en campos vecinos pero no observamos nada".

Gregorio Díaz Torres estuvo 15 años en el Consejo de Seguridad y 8 años en el Foro de Coronel Pringles. Asegura que el "daño económico es muy grande, pero el moral es aún mayor" y agrega un dato no menor: "de las cámaras de seguridad en Pringles no anda ninguna".

Diario El Orden. La Nueva Radio Suarez.

Buscar en el sitio

Contacto

periodismobonaerense España 1035
Coronel Pringles (BA)
7530

0291-15-4741811