Noticias con mirada de periodistas

Hablemos de suicidio: datos, mitos y alertas, en el día mundial de la prevención

10.09.2018 17:53

 Expertos alrededor de todo el mundo destacan la importancia hoy de "hablar de suicidio" en el marco del Día Mundial para la Prevención del Suicidio. 

   "Hablar sobre él no lo provoca sino que ayuda a las personas el poder de dialogar y expresar emociones en situaciones difíciles", explican.

   El suicidio es la segunda causa de muerte en jóvenes de entre 15 y 29 años.

   Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo se suicidan casi un millón de personas cada año. Cada 40 segundos alguien se quita la vida y se cree que por cada uno que lo hace otros 20 intentaron suicidarse.

   Las cifras son alarmantes y desde la misma OMS se proyecta que en 2000 la cifra de víctimas podría ascender a 1,5 millones.

 

   "El suicidio no es un incomprensible salto desde el vacío: los suicidas le dan a la gente que los rodea suficientes avisos y margen para intervenir", advierte la OMS.

   En ese sentido, la subdirectora general de Salud Mental del organismo asegura que "cada suicidio supone la devastación emocional, social y económica de numerosos familiares y amigos".

   "Es un trágico problema de salud pública en todo el mundo. Se producen más muertes por suicidio que por la suma de homicidios y guerras. Es necesario adoptar con urgencia en todo el mundo medidas coordinadas y más enérgicas para evitar ese número innecesario de víctimas", agrega.

Peligros y alertas

   Durante muchos años se creía que no había que hablar sobre el tema por una cuestión de "contagio". El problema, lejos de desaparecer, creció cada vez más. Por eso hoy los medios de comunicación son un actor fundamental, asegura la OMS.

   El titular del área de Salud Mental y Adicciones del Hospital Municipal, Hugo Kern, advierte sobre el peligro de hacer conclusiones simplistas sobre las causas de un suicidio.

   “Lo que sucede es que en realidad la pregunta que genera una situación [de suicidio] solo podría tener una respuesta de la persona que ya no está. Entonces se disparan mecanismos que tratan de explicar la situación”, expresa.

   Y ejemplifica: “Se atribuye la existencia de un juego en red o desafíos vía WhatsApp [como el Juego del Momo] y de amenazas y acosos. Atribuir estos comportamientos a una sola razón en general simplifica la cuestión que es más compleja. De alguna manera nos alivia a todos porque el problema no estaría en lo que nos pasa como sociedad”.

   El funcionario, en una entrevista con La Nueva. semanas atrás, recalcó la importancia de desmitificar algunos términos:

   - Los intentos de suicidio no deben ser minimizados.

   - Las amenazas de suicidio no deben ser minimizadas.

   - Los comportamientos depresivos o de tristeza que se prolongan en el tiempo tampoco deben ser relativizados.

   - Las conductas de aislamiento deben llamar la atención.

   - No se debe intentar satisfacer una situación de crisis con objetos materiales.

 

La nueva

twits a: @dinoderadio

Creado por Julio Torreguitart