Noticias con mirada de periodistas

Trigo: lluvias y buen precio para comenzar a ver el sol en la región

12.08.2018 10:45

Finalizó la siembra con un aumento del 17 % en la superficie respecto de la campaña anterior. El estado actual del cultivo (también en cebada) es muy bueno.

Guillermo D. Rueda
grueda@lanueva.com

   La superficie sembrada con trigo en el área cercana al puerto de Bahía Blanca aumentó un 17 %, al pasar de 1,38 a 1,62 millones de hectáreas, lo que ratifica la intención de siembra anunciada oportunamente para esta campaña.

   Las dos condiciones ideales para que el cultivo sea atractivo se dieron entonces y se acentuaron en las últimas semanas, como son la climática y la relacionada con el precio internacional.

   Los datos aparecieron en el cierre de la siembra fina publicado en el Reporte Agrícola Quincenal (RAQ) de la Dirección de Estudios Económicos de la Bolsa de Cereales de nuestra ciudad.

   Los últimos lotes en la zona sur fueron implantados luego de las lluvias de la tercera semana de julio, cerrando de esta manera la superficie de trigo para 2018/2019. “El estado de los cultivos es muy bueno, ya que la óptima humedad superficial favoreció el desarrollo de los primeros estadios”, se indicó en el trabajo.

   “Actualmente, los cereales se encuentran entre emergencia e inicio de macollaje en las tres zonas de influencia, predominando la labranza convencional en aquellos lotes donde las lluvias de otoño fueron abundantes”, se agregó.

   En la denominada zona Norte se produjo el mayor incremento del área, con el 45 %, para la siembra de 325.000 hectáreas.

   Aquí están los distritos de Daireaux, Bolívar, Carlos Casares, General Villegas, Hipólito Yrigoyen, Pehuajó, Rivadavia, Trenque Lauquen, Pellegrini, Salliqueló y Tres Lomas, en la provincia de Buenos Aires, y los departamentos de Chapaleufú y Maracó, en La Pampa.

   “El gran aumento se debe a la recuperación de la superficie perdida por inundaciones y anegamientos ocurridos en la campaña anterior”, se argumentó desde la BCP. Los partidos/departamentos con máximos incrementos en la superficie sembrada fueron Salliqueló (100 %), Daireaux (65 %), Chapaleufú (80 %) y Maracó (66 %). 

   La siembra en la zona Centro, de mayor importancia para este cultivo, se incrementó un 13 % finalizando en 920.000 hectáreas.

   En el Centro están los partidos de Adolfo Alsina, Azul, Coronel Dorrego, Coronel Pringles, Coronel Suárez, General La Madrid, Gonzales Chaves, Guaminí, Olavarría, Saavedra, Tres Arroyos y los departamentos de Catriló, Conhelo, Quemú-Quemú, Rancul, Realicó y Trenel.

   “Esto se debería, en gran parte, al atractivo precio futuro del commoditie, favorables condiciones climáticas y recuperación del área inundada, principalmente en la zona este”, se detalló. El distrito de Azul se destaca con un crecimiento del 43 % del área. 

   En la zona sur —en tanto— se registra un aumento del 6 % llegando a 370.000 hectáreas sembradas.

   En el sur están los distritos de Bahía Blanca, Coronel Rosales, Patagones, Puan, Tornquist y Villarino y los departamentos de Atreucó, Capital, Guatraché, Hucal, Toay y Utracán. La ampliación de la superficie se debe a condiciones comerciales favorables, según se especificó en el informe.

Números de la cebada

   La zona Norte tuvo un aumento del 28 % en cebada, que representa 145.000 hectáreas sembradas. Este incremento, al igual que el área sembrada de trigo, se debe a la recuperación de la superficie perdida por inundaciones y anegamiento en la campaña anterior, se indicó desde la Bolsa de Cereales.

   Los principales aumentos se producen en los partidos/departamentos de Daireaux (65 %), Bolívar (42 %), Chapaleufú (75 %) y Maracó (66 %). 

  El incremento de la zona Centro en cebada es del 16% al finalizar con 500.000 hectáreas, destacándose General La Madrid (70 %), Guaminí (44 %) y Quemú Quemú (40 %). 

   La zona Sur, mientras tanto, mostró un leve incremento del 8 %, alcanzando 135.000 hectáreas sembradas de cebada. Se aclaró desde la BCP que el objetivo principal de la siembra de cebada es la liberación anticipada de los lotes destinados a la siembra de cultivos de segunda y su utilización (doble propósito) como uso forrajero.

El riego resulta clave

  En un ensayo que lleva más de 20 años de producción de trigo (también en maíz y en soja) bajo riego por aspersión, un grupo de especialistas del INTA Manfredi calculó que se puede hasta duplicar el rendimiento.

   La incorporación de la siembra directa, y las tecnologías de manejo asociadas, permitieron incrementar los rendimientos de los cultivos y la producción agrícola a lo largo de los años. Sin embargo, la producción de secano se encuentra limitada por la disponibilidad de agua, debido a la alta variabilidad en la cantidad y distribución de las precipitaciones.

   Frente a esta realidad, el riego suplementario surge como una tecnología que permite suministrar agua a los cultivos durante períodos de déficit hídricos en zonas semiáridas, subhúmedas e incluso húmedas, propensas a sequías periódicas.

   Entre los principales objetivos de esta tecnología se destacan la mejora de los rendimientos de los cultivos y la disminución de la variabilidad interanual de los rindes.

   Entre las primeras experiencias argentinas en riego por aspersión en cultivos extensivos se destacan las realizadas por el INTA en diferentes estaciones experimentales como Manfredi, Balcarce y Pergamino.

   Con el objetivo de proporcionar herramientas al productor argentino que sirvan para maximizar la productividad de la empresa agropecuaria en un marco de sustentabilidad, en el año 1996 se instaló en INTA Manfredi un módulo de riego suplementario con fines experimentales y demostrativos que permitió adaptar y poner a prueba diferentes tecnologías asociadas al riego.

   En el ensayo se observaron incrementos de rendimiento por el riego para todos los cultivos, del orden del 115 % en trigo, 51 % en maíz y 28 % en soja.

   Además, los coeficientes de variación de los rendimientos de los cultivos irrigados fueron menores que los de secano. Sumado a eso, en la condición bajo riego los tres cultivos mostraron tendencia a incrementar los rendimientos en las mediciones.

   Estos resultados se presentarán en las disertaciones técnicas de la sexta edición de la Reunión Internacional de Riego que se llevará a cabo los días 22 y 23 venideros en Manfredi, Córdoba.

twits a: @dinoderadio

Creado por Julio Torreguitart